Viticus en el Teatro de Colegiales: nada de humo

viticus.jpg

La banda le puso calor a una noche helada en El Teatro y adelantó temas de su cuarto disco, en proceso de grabación.

Por Fabrizio Pedrotti.

Fotos: Buenos Aires en Foco.

Desde el segundo piso de El Teatro de Colegiales, un empleado de seguridad apunta con su láser verde a todo aquel que tenga un cigarrillo en la mano. El motivo es una ley que se sancionó el mes pasado, que prohíbe fumar en lugares públicos o cerrados. Abajo, el público lo insulta o lo mira feo, y los menos rebeldes acatan la prohibición, calladitos.

En el escenario, La Naranja termina su tercer tema, luego de un impensado stage diving (el término que implica lanzarse hacia el público) de Gabriel, la voz líder. La gente aplaude y se muestra enardecida. “Es el primer show importante que hacemos con Viticus. Se viene un tema nuevo”, dispara antes de “Ahora lo ves, ahora no lo ves”. El directo de La Naranja dura cerca de una hora, y sirve de precalentamiento perfecto para la banda de Victor Bereciartua (Vitico), exbajista de Riff, una de las formaciones legendarias del rock nacional. Antes, tocó el grupo Don Burro.

Hay muchas camperas de cuero, algunas capuchas o gorros y remeras de Pappo, Riff y hasta de Whitesnake. Las más de mil personas se ponen impacientes, pero de repente el telón se abre, y Viticus salta a escena con “Mi nuevo Chevrolet”. El pogo no demora en llegar, y acompaña a temas como “Voy a pasar a buscarte”, “Sr. rock and roll”, “Busco otra forma” y “¿Por qué te vas?”.

“Tocá una del carpo”, grita alguien. Y le hacen caso: después de un acústico brillante de Nicolás Bereciartua, hijo del líder, suenan “En la ciudad del gran río” y “Pantalla del mundo nuevo”. El mosh es imparable.

Algunos se sacan las camperas y los gorros de lana, porque el ambiente ya está cálido. Afuera hace una térmica de -1º C, pero adentro ni se nota, y Vitico se anima a quedarse en cueros.

“Vamos a hacer dos temas nuevos, que estarán incluidos en nuestro próximo album –dice Bereciartúa padre-. Empezamos a grabarlo a fines de junio”, y da lugar a un blues rápido cantado por Arito Rodriguez, uno de los guitarristas. Sebastián Bereciartúa es el –sobrino de Victor y- tercer violero, y completa el quinteto el baterista Jerónimo Sica.

“Pappo presidente, Vitico canciller” es uno de los famosos coros que se escucha abajo del escenario. De Riff también aparecen una versión extendida de “Mucho por hacer”, “Sube a mi voiture”, “El forastero” y como único bis, “Susy Cadillac”.

La banda saluda y promete otro recital similar. La pantalla de leds se apaga, el del láser no molesta más y el telón se cierra. Los más afortunados se van con un souvenir (una púa, un palillo o algún folleto repartido en la vereda), y todos se abrigan. La noche es larga, y el regreso a casa, frío. Pero la mayoría sale con una sonrisa marcada a fuego.

Fotos: Prensa Viticus.

Publicado en www.rock.com.ar el 5 de mayo de 2011.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s