Alan Parsons: “Muchos sellos me proponen grabar, pero no tengo material”

El músico y productor inglés espera que su nuevo álbum salga en 2017. Además cuenta los secretos de “Live in Colombia”, y adelanta el show del sábado en el Luna Park. Entrevista exclusiva.

Por Fabrizio Pedrotti, para Rock.com.ar.

Hace unos años, Parsons tuvo a un impostor que se hacía pasar por él. Compraba tragos, comía y hasta dormía en hoteles lujosos usando su nombre. “Alguien se dio cuenta de que no era yo. Debe estar en la cárcel ahora”, dice el músico desde el otro lado de la línea. Tranquilos: este es el Alan real, y está llamando desde su propio estudio.

El farsante tenía buenas razones para robarle la identidad. ¿Qué más hubiera hecho Parsons después de haber trabajado en “Abbey road” de los Beatles, “The dark side of the moon” y “Atom heart mother” de Pink Floyd? Claramente, tomar, comer y dormir en hoteles lujosos. Pero no es a lo que el verdadero Alan se dedicó en los últimos años.

Por ejemplo, en 2013 se asoció con Steven Wilson y le dio forma a “The raven that refused to sing”, una de las obras maestras de este milenio. En el medio de eso, sacó unos quince discos propios, produjo a decenas de otros artistas y hasta fue director del estudio Abbey Road.

alanparsons1

La última novedad discográfica del inglés es “Live in Colombia” (2016), un CD + Blu-Ray en el que lo acompaña -además de su banda- una orquesta. “Nunca había trabajado con algo así –se sincera-. A la hora de la mezcla, el secreto del ingeniero es discernir cuándo ‘ya es suficiente’. Siento que capturamos muy bien el show, y no creo que haya quedado demasiado post-producido”.

Lo extraño del DVD, que fue lanzado por Ear Music, es que la filmación fue hecha para una transmisión de la TV colombiana. “Definitivamente quedó mejor de lo que se emitió ese día –se ríe-. Hice algunas mejoras. Espero que nadie lo haya grabado de la tele, porque no me gustaría ver eso”.

-En los discos en vivo, lo más complicado es limpiar los ruidos entre la batería y las voces. ¿Modificaste mucho?

-(Piensa). Algunas voces sonaban planas, por ejemplo. También corregí problemas que hubo en los solos de guitarra. Y te cuento otro secreto: varias de mis acústicas fueron “dobladas” en el estudio, para que sonaran más grandes.

-Considerando que no dirigiste la grabación del show, ¿fue más díficil trabajar con ese material?

-No tanto. Las tomas en vivo en general son bastante directas, y los aspectos que se tienen en cuenta son los mismos. Lo importante es que realmente se registre todo, y que no haya problemas ni interferencias. Al margen de que no pude estar en el escenario y en la consola a la vez, sí supervisé. Lo postproduje y lo mezclé, así que fue como si lo hubiera grabado yo. Pero el proceso de un disco en vivo es simple e igual en todos los casos.

-¿Al momento del show ya pensabas en lanzarlo, o te lo propusieron después?

-Sabía que era una buena idea, así que gasté un poco de plata para tener más cámaras. Y también conseguí a un buen director. Todos pensábamos que era la oportunidad perfecta, y además porque teníamos a una orquesta sinfónica completa.

-Por eso incluiste “Silence & I”, que casi nunca lo tocás.

-Exacto. Esa canción no funciona sin una orquesta, así que también fue el momento justo.

-¿Habías tratado de hacerla en vivo antes, con samplers o cosas así?

-No, pero algunos chicos de la banda me lo propusieron. Quizás la sumemos algún día.

EN CASA DE HERRERO…

alanparsons2

-Una de las cosas graciosas es que cuando grabás tus temas, llamás a alguien para que los mezcle y los edite. Con semejante background, ¿no te es difícil relegar ese proceso?

-Me acostumbré. Si estoy en mi estudio me gusta tener un ingeniero, porque nunca me metí demasiado con el ProTools ni la tecnología actual. Soy todavía un poco old-school en ese sentido. Me gusta trabajar con bandas tocando todas juntas, al mismo tiempo. Todavía pienso que la mejor música sale de esa manera. Y es más rápido también, porque se acelera más que si hacés por separado la batería, la voz, la guitarra y el bajo. Prefiero grabar todo junto.

-Recientemente pusiste la voz en la película “A single frame”, un terreno que nunca habías explorado. ¿Cómo te sentiste?

-Muy cómodo. Hace dos años empecé a tomar lecciones de actuación, para entender ese ambiente. No creo que llegue a ser una estrella de cine (risas), pero es muy útil. A muchos directores americanos les gustan las voces inglesas. Fue algo divertido para mí, y espero que cuando “A single frame” salga, pueda tener más trabajos así. Lo disfruté mucho, pero de todas maneras me encantaría aparecer en una película aunque sea con un rol pequeño. Todavía estoy esperando que me llamen (risas).

-¡Ya va a llegar! ¿Y en las clases aprendiste algo que hayas aplicado en los shows?

-Creo que elevé mi autoestima y la confianza, y ahora estoy al tanto de cómo me veo. Lo esencial de la actuación es cómo trabajás con tus expresiones faciales, y cómo te ves. Siempre parecía como que no disfrutaba mientras tocaba, y trabajé en eso. Intenté sonreír más sobre el escenario, y cosas así.

-En “Live in Colombia” se te nota contento.

-Eso es genial, gracias por decírmelo (risas). Me llevó mucho laburo, ¿sabés? Los músicos de rock solemos hacernos los rudos, pero tenemos que tratar de divertirnos.

…CUCHILLO DE PALO

En los últimos meses, Parsons lanzó tres canciones nuevas: “Do you live at all?”, “Fragile” y “All our yesterdays” –que también tiene video-. Extrañamente, las publicó de manera independiente y como singles digitales.

-¿No pensaste sacarlas con un disco completo?

-Sí, o sea… varios sellos me proponen grabar otro CD…

-¿Como cuáles?

-Oh, no puedo decirte (risas). Son competencia, así que no los debería nombrar. Están muy interesados, pero el problema es que no tengo material. Me voy a tomar unos meses para escribir y ensamblar todo. Creo que va a salir en 2017.

-¿Van a estar P.J. Olsson y tu formación actual?

-Seguro que él sí, pero no me gusta tener siempre al mismo cantante. Prefiero que haya varias voces, con diferentes estilos.

-Entonces sería una especie de “Alan & Friends”…

-Sí. Pero si te fijás, el Alan Parsons Project fue siempre eso. A algunos los llamamos más de una vez, como por ejemplo a Colin Blunstone –cantó en “Old and wise”- y a Lenny Zakatek –que estuvo en “Damned if I do” y “Games people play”-. Pero pasó un montón de tiempo desde el último disco de ese proyecto, ¿sabés? Fue en 1987. Hay muchos artistas jóvenes a los que podría llamar, y estoy más emocionado por trabajar con ellos.

-Sé que hace poco grabaste con la bajista Tal Wilkenfeld.

-Sí, y me encantaría trabajar de nuevo con ella, porque fue una experiencia divertida.  También con Linda Perry, que hicimos una canción hace unos meses. Estoy abierto a todo tipo de ideas, hay un montón de talentos dando vueltas.

alanparsons4
Parsons junto a su socio artístico de toda la vida. Juntos encararon la dupla más importante de los’70 y ’80.

-Recién dijiste que hoy se te complica juntar material nuevo. Es difícil de creer, considerando que compusiste la música de unos quince discos.

-Sí, pero tengo que marcar que Eric Woolfson hacía la mayoría de las letras de The Alan Parsons Project. En mis discos solistas –fueron cuatro, desde 1993 a 2004- estuve más metido en la composición, pero varias también eran colaboraciones. Puedo escribir un tema por completo, y “Alll our yesterdays” fue uno de esos casos. Pero últimamente no tuve mucho tiempo para sentarme. El disco va a incluir los tres singles que ya saqué, aunque sea como bonus. Aparte de eso, van a ser todos inéditos.

DE GIRA POR EL CONO SUR

-¿Vamos a escuchar los temas nuevos en el Luna Park?

-Ya los tocamos en algunos lugares, pero el show argentino está pensado en base a los hits, así que no. Sí voy a hacer algunas canciones con la acústica, como “Time” y “Old and wise”.

-¿Sólo vos, o con toda la banda?

-Con el grupo completo, y el resto de los músicos con un volumen más bajo. Sin mucha batería, como para que quede bien intimista.

-Considerando que va a ser un show de “Greatest Hits” y que ya tocaste varias veces acá, ¿qué cambios vas a hacer en la lista?

-Ahora empezamos a tocar “Days & numbers”, que hace bastante que no sonaba. “In the real world” es otra, y creo que vamos a agregar “The last goodbye”. Todo el tiempo estoy pensando en qué sumar, pero sólo hay dos horas de show y más de diez discos. De todas maneras… ¡esta vez va a ser mejor que cualquier otra!

Alan Parsons tocará el sábado 8 de octubre en el estadio Luna Park. Las entradas están casi agotadas, pero todavía se pueden conseguir para algunos sectores a través de TicketPortal.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s