Mudhoney en Niceto Club: hablando de la libertad

Por Fabrizio Pedrotti, para la revista Soy Rock.

Apenas la banda grunge sube al escenario, el tipo no puede contenerse. Está en la planta alta, pero se mueve hacia adelante y atrás sin respiro, como si se encontrara en el Seattle de principios de los ‘90.

Seguramente fuerza su contoneo para que lo miren, pero los que sin duda no fingen nada son los cuatro que están sobre el escenario. Debe ser porque a Mudhoney todo le costó el doble, y no tuvo el reconocimiento que sí recibieron sus colegas de Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden o Alice in Chains. Pero al fin y al cabo, poco les importa a Mark Arm y sus secuaces.

Los discos del grupo suelen sonar crudos, así que en vivo eso parece fácil de superar. Pero no es tarea sencilla: el big muff de Steve Turner está más potente que nunca, la batería de Dan Peters queda bien al frente –no como en el estudio-, el rasguido del bajo de Guy Madison en “I’m Now” rompe cabezas y la voz de Arm sigue sonando… desafinada. Como a todos nos gusta.

En “Chardonnay”, el frontman se mueve como Iggy Pop y canta que odia esa clase de vinos, pero luego aclara que ama el Malbec. Cuando le tiran una remera de Green River –banda que integraba con el guitarrista de Mudhoney y dos miembros de Pearl Jam- la devuelve al público. “No necesito más de éstas”, responde mientras se ríe con Turner, que por su solo en “Suck you Dry” sería la versión yanqui de Graham Coxon, de Blur.

En dos ocasiones, el cantante también agradece al DJ de Niceto Club por haber pasado “temas matadores” en la previa.

Mudhoney tiene autonomía desde que firmó con Sub Pop en 1988, y es la razón por la que poco importa que al vocalista le falle su amplificador de guitarra después de “Here Comes Sickness”.

Dentro del público, cada uno también posee permiso para hacer lo que le dé la gana: desde los dos tipos con el pelo pintado como Layne Staley, hasta aquel en la planta alta que si continúa moviéndose así se quedará sin cuello. Al fin y al cabo, esa es la libertad del espíritu grunge.

Ficha técnica:

Niceto Club – 11 de mayo -1100 personas

Se dijo arriba: “¿Por qué me tiran esta remera? Ni siquiera toqué en la banda” – el cantante, luego de que le arrojaran una prenda de Nirvana.

Se dijo abajo: “¡Dásela al batero, entonces!”- alguien del público en alusión a Dan Peters, quien participó del grupo de Kurt Cobain.

Antidoping: 50%

Hombres: 60% Mujeres: 40%

Duración: 85 minutos

Pogo: 65%

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s